620 km / 25 días a pie

El Camino Portugués

La ruta que une Portugal con Santiago de Compostela

El Camino Portugués es una importante ruta que une Portugal con España. Descubre etapa a etapa cómo es este camino, los obstáculos que podrás encontrar y los bienes de interés cultural que podrás visitar.

Recuerda que para hacer el Camino de Santiago no tienes por qué recorrerlo entero. Puedes escoger cualquier punto intermedio y hacer el número de etapas o kilómetros que tú quieras. Si recorres 100 km a pie, recibirás la Compostela a tu llegada a la Catedral de Santiago.


Imagen: Torre de Belém, Lisboa

¿Quieres hacer el Camino?

Confía en la mejor agencia del Camino para organizar tu viaje. Deja tus datos y te enviaremos información sin compromiso.


Comunicaremos tus datos a Pilgrim Travel S.L. que se encargará de gestionar tu petición. Para ejercer tus derechos, consulta la política de privacidad. Datos recogidos por Premium Leads S.L.

El Camino Portugués

620 km / 25 días a pie / 5 días en bici

 

El Camino Portugués es una ruta ideal para todos aquellos que quieran vivir una experiencia conociendo las culturas portuguesa y gallega. El punto de salida es la capital de Portugal, Lisboa, hasta llegar a Galicia. Por el camino pasarás por muchas ciudades históricas y hermosas, y zonas rurales que no olvidarás.

Si te gusta la idea échale una ojeada a la información que te dejamos sobre las etapas, puntos de interés e información de alojamiento de la ruta portuguesa.

El Camino Portugués es un camino completamente diferente, porque en él no encontrarás alturas complicadas ni marcados desniveles, como en el Camino Francés. Pero como sus caminos hermanos, también está cargado de historia milenaria y discurre por hermosos paisajes naturales, entre bosques, veredas, puentes medievales, cruceiros, ríos, carballeiras… Históricamente suponía una importante ruta cultural y comercial, y como verás cuando hagas el Camino, no solo la devoción, sino también las relaciones sociales, económicas y culturales mueven a los peregrinos en este rumbo.

camino portugués

Camino portugués: todo lo que debes saber

¿Te estás planteando hacer el Camino Portugués? Pues has llegado al lugar adecuado, porque en esta página te ofrecemos una guía detallada para realizar el Camino de Santiago desde el Camino Portugués.

El Camino Portugués es la segunda ruta más popular del Camino de Santiago, después del Camino Francés. Y se mantiene por delante de otros itinerarios reconocidos, como el Camino del Norte, la Vía de la Plata o el Camino Primitivo.

El Camino Portugués parte de Lisboa, la capital lusa, y recorre de sur a norte ciudades y villas portuguesas y gallegas, entre las que destacan Coímbra, Oporto, Ponte de Lima, Pontevedra, Caldas de Reis o Padrón. Tiene una longitud de 620 km en total, y se compone de 25 etapas cuyo recorrido oscila entre los 13 y los 34 km.

Cuando el Camino Portugués entra en Galicia, de él se desprenden dos rutas diferenciadas, pero la mejor ruta es la que parte desde Tui, en la provincia de Pontevedra, y termina en Santiago de Compostela. Esta ruta comprende poco más de 100 km que pueden realizarse cómodamente en 5 o 6 días.

Santarém

Coímbra

Oporto

Barcelos

Etapas del Camino Portugués

Si haces el Camino Portugués a pie, puedes recorrer en 25 etapas los 620 Km totales. Si optas por el hacer el Camino en bici, las etapas serán 5 en total, partiendo desde Oporto.

Etapa 1
Lisboa – Alhandra (28 km)

Vamos a salir de la capital lusa, Lisboa, la ciudad de la luz. Podemos disfrutar de su hermoso amanecer sobre el Tejo y después comenzar camino hacia Alhandra por el Caminho do Tejo (Camino del Tajo), recorrido espiritual hacia Fátima. Si dispones de tiempo, es recomendable pasar un día extra recorriendo Lisboa y probando las maravillas de la gastronomía portuguesa, como el caldo verde, las feijoadas o los famosos y deliciosos Pasteles de Belém o natas.

Etapa 2
Alhandra – Azambuja (18 km)

Continuamos hacia Azambuja, una villa separada de Alhandra por 18 km de un camino que haremos pegados a las vías del tren. En Azambuja destaca el Pelourinho de Manique do Intendente, que encontrarás en la aldea del mismo nombre, y la Iglesia de la Asunción. En esta etapa, si están en temporada, podrás probar las deliciosas enguias fritas, el ensopado de enguias (anguilas), el arroz de lampreia o las queijadinhas de postre.

Etapa 3
Azambuja – Santarém (23 Km)

Siguiendo el camino llegaremos, acompañados del discurrir del Tajo, a Santarém, capital del gótico en Portugal. Sus iglesias merecen un pausado recorrido, sobre todo la Iglesia da Graça o la catedral. No te pierdas el Castillo de Amourol, ubicado en una isla en medio del Tajo. Y hablando del Tajo, en estas tierras podrás probar los pescados del río y, de nuevo, anguilas y lampreas en temporada. Los caldos portugueses de esta zona tienen bastante fama, y existe una ruta del vino reconocida.

Etapa 4
Santarém – Golegã (30 km)

Partimos del Santarém, siguiendo el curso del Tajo, pasando por Pombalinho hasta Golegã, municipio donde se encuentra Azinhaga, localidad famosa por ser lugar de nacimiento del nobel de literatura José Saramago. Golegã también es famosa por la Feria del Caballo, que se celebra en el mes de noviembre. En esta etapa tendrás que hacer hueco en tu mochila para provisiones extra antes de partir de Santarém, porque no encontrarás demasiadas localidades intermedias entre ambas ciudades. Cuando llegues a Golegã podrás probar alguna de sus famosas sopas o el bacalao alapardana, con col y pan de broa.

Etapa 5
Golegã – Tomar (22 km)

Llegaremos, tras 22 km de camino, a Tomar, antigua sede de la Orden de los Templarios y una ciudad con gran encanto, cargada de historia y de riqueza artística y cultural. Merece la pena tomarse un momento para visitar el Convento de Cristo, una de las obras renacentistas más importantes de Portugal, o los vestigios del Temple, como el castillo del siglo XII. Cada 4 años a principios de julio celebran, además, la Festa dos Tabuleiros, una de las fiestas más antiguas de Portugal que tiene su origen en las celebraciones de la cosecha a la diosa romana Ceres.

Etapa 6
Tomar – Alvaiázere (32 km)

Nos adentramos en caminos milenarios en esta etapa del Camino Portugués, y nos encontraremos con vestigios de otras épocas, como el puente con arcos góticos de Peniche, que formaba parte de una muy antigua vía de comunicación entre las ciudades de Tomar y Coímbra. En Tomar podrás visitar el Castillo Templario o el Convento de Cristo, además de otras iglesias monumentales, y probar las migas de feijão o los feijões con salsa, acabando la comida con las famosas fatias de Tomar.

Etapa 7
Alvaiázere – Rabaçal (33 km)

Continuamos por la antigua calzada romana, parando a medio camino en Ansião, villa famosa por el monumental castillo de Santiago da Guarda. Llegando a Rabaçal, podemos aprovechar para visitar su Villa Romana, descubierta en los años 80 y que dispone de un magnífico conjunto de mosaicos, o el castillo de Germanelo. La localidad de Rabaçal también es famosa por su queso, y esta zona, la Região Centro de Portugal, también ofrece algunos platos propios como las migas con morcela o la sopa à lavrador o de feijão verde.

Etapa 8
Rabaçal – Coímbra (32 km)

Si hemos llegado a Rabaçal y hemos podido descansar, podremos recorrer 13 km hasta Cernache, punto intermedio, pues llegaremos a Coímbra tras caminar otros 13 km. Antes de llegar a esta hermosa ciudad, Patrimonio de la Humanidad, podemos detenernos en la antigua ciudad romana de Conímbriga, situada en la localidad de Condeixa a Velha. Tras seguir camino llegaremos al fin a la hermosísima ciudad de Coímbra, antigua capital de Portugal y sede de una de las Universidades más antiguas de Europa, fundada en 1290. Su catedral e iglesias, parques y edificios universitarios, así como los paseos por las orillas del río Mondego, merecen una estancia sosegada. Y para comer es recomendable optar por los famosos asados, como el cabrito em forno de lenha o el leitão assado à moda da Bairrada, por ejemplo. De poste: un chupito de jeropiga, muy apreciada por los estudiantes, o un arroz dulce y pasteles de Coímbra.

Etapa 9
Coímbra – Mealhada (23,3 km)

Siguiendo el curso del río Mondego llegaremos a Mealhada, en cuyas puertas se encuentra un marco milenario del siglo I, que indicaba la milla romana 12 de la Vía de Olissipo (Lisboa) a Cale (Vila Nova de Gaia). Otro vestigio milenario que nos acompaña en este camino histórico. Y, si deseas parar a medio camino, un destino perfecto puede ser el Conjunto Monumental de Buçaco, conjunto arquitectónico, botánico y paisajístico único en cuyo centro está el Palácio Real, hoy convertido en hotel y considerado como el último legado de los Reyes de Portugal.

Etapa 10
Mealhada – Águeda (25 km)

Siguiendo de cerca la autovía IC2, pasaremos por Aguim, Anadia y Avelas do Caminho para llegar a Águeda, ciudad bañada por el río del mismo nombre que forma el mayor lago de toda la Península: Pateira de Fermentelos. En Águeda podremos probar carne de cabra, carnero, conejo o leitão (cerdo) asada con distintos acompañamientos y, de postre, los famosos pasteis de Santa Águeda, con forma de pecho femenino y relleno de nata y fruta, que recuerdan el martirio de esta santa.

Etapa 11
Águeda – Albergaria A Velha (15,8 km)

Etapa de transición que nos llevará a Algergaria A Velha, en la Región de Aveiro, donde podremos visitar iconos de su patrimonio, como los pelourinhos de Frossos y Açores, las mámoas do Taco o sus iglesias y capillas. Si vas a hacer el Camino en los meses más calurosos, conviene que en etapas como esta te protejas del sol y rellenes tu cantimplora todas las veces necesarias. En los pueblos de paso podrás parar a reponer provisiones y a degustar los platos de la región.

Etapa 12
Albergaria A Velha – Oliveira de Azeméis (19,7 km)

Nueva etapa de transición por la antigua vía medieval hacia Albergaria A Nova, Bemposta y, tras cruzar el puente do Senhor da Pedra, llegar a Oliveira de Azeméis. En esta villa merece la pena visitar el romántico Santuario y Parque de Nossa Senhora de La Salette, monumento histórico y natural.

Etapa 13
Oliveira de Azeméis - Grijó (28,1 km)

Etapa de más duración en la que no te puedes perder el Monasterio de São Martinho de Cucujães, en el municipio de Oliveira de Azeméis. Oliveira cuenta con una variada oferta hotelera y turística, y con una gastronomía única que incluye las papas de São Miguel, un caldo de cerdo marinado en vino tinto y, de postre, los beijinhos de Azeméis o los Zamacóis. Tras dejar atrás Azeméis, podremos escoger entre terminar la etapa en Arrifama, Lourosa o continuar hasta Grijó, parroquia de Vila Nova de Gaia, ya cerca de Oporto.

Etapa 14
Grijó – Oporto (15,1 km)

Una de las etapas más emblemáticas de nuestro Camino Portugués, pues llegamos a Oporto (Porto), la segunda ciudad de Portugal y una de las ciudades más hermosas de Europa, Patrimonio de la Humanidad. Merecerá la pena aprovechar el día siguiente para perderse por sus barrios y callejuelas, y descender hasta la Ribeira, para ver las barcazas del Douro (Duero) y, del otro lado, Gaia con sus bodegas de Vinho do Porto. Para comer puedes decidirte por un plato de comida rápida, las francesinhas, o escoger platos típicos más elaborados, como las tripas à moda do Porto, la linguiça o los platos de pulpo. De postre puedes optar por una copita de vinho do Porto o por cualquier dulce típico.

En esta etapa podemos decidirnos por el Camino Portugués de la Costa, o continuar por el Camino Portugués tradicional.

Etapa 15
Oporto – Vilarinho (26,5 km)

Esta etapa es de las largas, así que podremos por hacerla del tirón, hasta Vilarinho, o pasar la noche en un punto intermedio como Maia, que está a 13 km de Porto.

Etapa 16
Vilarinho – Barcelos (27,3 km)

Podemos caminar sin prisa entre Vilarinho y Barcelos, para llegar a la ciudad del famoso gallo y capital de la artesanía en Portugal. Imperdibles: la Iglesia Matriz, el puente medieval, el Paço dos Condes de Barcelos y la Torre da Porta Nova en su casco viejo. Si quieres aprovechar para conseguir algún souvenir, pasear por el casco viejo de Barcelos te ofrecerá más de una oportunidad de llevarte una figura de barro o el famoso gallo de Barcelos, sino de identidad de la nación portuguesa.

Etapa 17
Barcelos – Ponte de Lima (34,5 km)

Estamos cerquita de la frontera con Galicia, y comenzaremos camino hacia Ponte de Lima. Esta villa, conocida por ser la más antigua de Portugal (obtuvo este título en 1125), es una hermosa población junto al río Lima (Limia en la parte gallega), con una zona monumental medieval interesante. Además, es parada obligatoria por su dedicada gastronomía, entre cuyos platos destaca la lampreia (lamprea) que preparan de mil formas, el arroz de sarrabulho o los rojões de porco. Como se trata de una etapa larga, si deseas dividirla en dos puedes hacer noche en Vitorino dos Piães, donde podrás visitar su iglesia o algunos de sus numerosos castros.

Etapa 18
Ponte de Lima – Rubiães (17,4 km)

En este punto deberemos hacer una parada intermedia en Rubiães, porque Ponte de Lima y la villa fronteriza de Valença do Minho están separados por casi 40 km. Caminaremos siguiendo el río Labruja, arropados por montes y bosques. Solo sufriremos un poquito en la subida al alto de A Portela Grande, el mayor repecho del Camino Portugués. Si viajas en bici, tal vez tengas que cargar con ella en los tramos rocosos o, si lo deseas, podrás desviarte por la carretera M-552 para tomar luego la N-201. También las personas con movilidad reducida podrán tomar este desvío.

Etapa 19
Rubiães – Tui (19,1 km)

Si nos hemos decidido por pasar la noche en Rubiães, la etapa de hoy será corta y nos dará dos nuevas opciones: dormir en la hermosa villa de Valença do Minho, o atravesar el puente internacional sobre el río Miño, entrar en Galicia y pasar la noche Tui. Si nos quedamos en Valença, debemos visitar su fortaleza sobre el río Miño y las Iglesias de Santa Maria dos Anjos y Santo Esteve. En Valença también podremos degustar gastronomía portuguesa, que en breve tendremos que cambiar por la gallega. Son recomendables platos como el Bacalhau de São Teotónio, el Cabrito à Sanfins, el anho no forno o el caldo verde.

Etapa 20
Tui – O Porriño (13 Km)

Ya estamos en Galicia, cada vez más cerca de Santiago, y tenemos por delante un itinerario con trazados suaves y bien señalados. Merece la pena detenerse el tiempo que sea en la villa de Tui y visitar su extenso patrimonio cultural, así como degustar los sabrosos manjares de la gastronomía gallega sureña y miñota. Estamos a 115 km de Santiago y nuestro camino discurrirá paralelo al río Miño y después se adentrará en bosques y viñas, aunque una parte importante seguirá por carretera, por lo que habrá que extremar las precauciones, y mejorar la visibilidad del grupo peregrino. Si lo deseas, puedes evitar el tramo, no demasiado agradable, que discurre por el polígono industrial de O Porriño.

Etapa 21
O Porriño – Redondela (16 Km)

Nueva etapa suave, sin grandes desniveles, excepto por el tramo que une el Albergue de Mos con la capilla de Santiaguiño. Una vez superado este punto, el Camino continúa descendiendo por preciosos parajes hasta llegar a Redondela, villa famosa donde todos los años cobra protagonismo el choco. Este cefalópodo, de gran abundancia en estas aguas, se pesca cerca de la Isla de San Simón, y es de gran calidad. Podrás comer el choco de mil maneras, pero las más tradicionales son con arroz, en su tinta o la empanada de chocos.

Etapa 22
Redondela – Pontevedra (19 Km)

Etapa corta, de pequeños desniveles que transcurre pegada a la hermosa Ría de Vigo. Merece la pena detenerse a conocer las joyas patrimoniales de Rendondela, como el Castillo de Soutomaior o el puente romano de Pontesampaio. Pero lo más razonable es acabar la etapa en Pontevedra, pues la ciudad cuenta con un gran patrimonio histórico y un casco antiguo con mucho ambiente, donde picar o tomar algo. No te olvides de visitar el santuario de la Virgen Peregrina, símbolo de la ciudad y dedicado, precisamente, a los peregrinos. Los productos estrella de la ciudad son el marisco, el pescado, destacando especialmente las ostras, los mejillones, las almejas y las zamburiñas. Y de postre, dulces de hojaldre rellenos de almendra.

Etapa 23
Pontevedra – Caldas de Reis (19 Km)

Este tramo del camino discurre por caminos y aldeas característicos del hermoso rural gallego. La etapa atravesará por varios puntos una carretera nacional (la N-550, que une Pontevedra y Santiago de Compostela) para zigzaguear por campos y aldeas durante todo el trayecto hacia Caldas, una villa con historia milenaria conocida, como su topónimo indica, por tener numerosas fuentes termales. Aprovecha, si aún no la has probado, para pedir una empanada: de lamprea, de berberechos, de sardina o de carne... Encontrarás auténticas delicias en las etapas del Camino Portugués que transcurren por Galicia.

Etapa 24
Caldas de Reis – Padrón (17 Km)

En esta etapa cambiaremos la provincia de Pontevedra por A Coruña, y llegaremos a Padrón, donde se encuentra la actual parroquia de Iria Flavia. En este lugar se levantaba la antigua ciudad romana del mismo nombre, la cual disponía de un importante puerto. Según la leyenda, fue en Iria Flavia donde el apóstol Santiago predicó por primera vez en las tierras peninsulares, y fue el lugar donde desembarcaron sus discípulos Teodoro y Atanasio, en la barca de piedra en la que transportaron sus restos desde Jerusalén, según cuenta la leyenda. Estamos muy cerca. Además, Padrón es también la cuna de la poeta gallega más internacional, Rosalía de Castro, y en la villa aún puede visitarse su Casa da Matanza. En Padrón tendrás que probar sus famosos pimientos, pimientos de Padrón o de Herbón, con tortilla, con raxo, solos... estarán buenísimos de todas las maneras.

Etapa 25
Padrón – Santiago de Compostela (22 Km)

En esta última etapa caminaremos tras los pasos de Teodoro y Atanasio, los discípulos de Santiago el Mayor que recogieron clandestinamente sus restos y, en una barca de piedra, iniciaron una travesía marítima que los llevaría a Iria Flavia. Allí, según cuenta la leyenda, el obispo Teodomiro descubriría los restos del apóstol, que continuaron camino tierra adentro hasta la actual Compostela. Ese mismo trayecto será el que hagas en esta última etapa, por aldeas y barrios hasta llegar a la capital y a la ciudad más monumental de Galicia: Santiago de Compostela.

Etapas del Camino Portugués por la Costa

El Camino Portugués por la Costa se inicia en Porto y transcurre, pegado a la Costa Atlántica, por ciudades y villas como Póvoa de Varzim, Viana do Castelo, Caminha, A Guarda, Baiona, Vigo y Redondela, donde vuelve a unirse al Camino Portugués hacia el interior.

Durante años, la opción al entrar en Galicia era desviarse hacia el interior, dirección Tui, y seguir hacia Compostela. Sin embargo, ahora puedes escoger junto al Miño, a las puertas del territorio gallego, si quieres tomar la ruta interior y principal del Camino Portugués, o si prefieres optar por la ruta de la Costa. Si escoges el Camino Portugués por la Costa, puedes entrar en Galicia en ferry, tomando el que une la localidad portuguesa de Caminha con su vecina gallega, A Guarda, Miño a través.

El recorrido continúa paralelo al Océano Atlántico, por los municipios costeros de Oia, Baiona y Nigrán, para llegar a la mayor ciudad gallega, Vigo, desde donde se seguirá hacia Redondela, punto de unión con los peregrinos que han escogido el Camino Portugués clásico, de y ahí a Santiago de Compostela.

Es una ruta poco conocida por el momento, debido a que hasta hace poco no había sido reconocida como itinerario jacobeo, aunque tenga tanta antigüedad como el Camino Portugués clásico. Consta de 280 km, los que separan la mayor ciudad norteña de Portugal, Porto, de Santiago de Compostela, y se divide en 9 etapas que discurren muy próximas al mar.

Además de contar con siglos de antigüedad y recoger a los peregrinos que caminaban desde Portugal, el Camino Portugués por la Costa también fue ruta de los peregrinos procedentes de ultramar, que arribaban e los puertos portugueses para emprender, desde allí, la marcha hacia Santiago de Compostela.

La ruta marítima también es conocida como Camino Monacal, debido a los numerosos monasterios que se encuentran a lo largo del recorrido, entre los que destaca el Monasterio de Santa María de Oia, construido por la orden Cisterciense en el siglo XII y declarado Bien de Interés Cultural a principios del XX.

Son 9 etapas a pie, un total de 196 km, y en bici serán 4 etapas (268 km).

  • La etapa 1 (24,5 Km) une Porto con Labruge.
  • La etapa 2 (14 Km) una Labruge con Póvoa de Varzim
  • La etapa 3 (24,5 Km) transcurre entre Póvoa de Varzim y Marinhas
  • La etapa 4 (20,8 Km) une Marinhas con Viana do Castelo
  • La etapa 5 (26,8 Km) une la hermosa villa marinera de Viana do Castelo con Caminha
  • La etapa 6 (23,5 Km) empieza en Caminha y entra en Galicia por Mougás
  • La etapa 7 (16 Km) une Mougás con Ramallosa
  • La etapa 8 (22,6 Km) transcurre entre Ramallosa y Vigo
  • Y la etapa 9 (16 Km) une Vigo con Pontevedra, continuando desde aquí por el Camino Portugués tradicional

Cómo prepararse para hacer el Camino Portugués

Lo bueno de esta ruta es que no requiere que estés en forma al 100%, pues es un recorrido relativamente cómodo y sencillo. Es una ruta larga, eso es cierto, pero con alguna planificación y tiempo, podrás recorrerla con calma disfrutando no solo de los maravillosos paisajes, sino también de la fantásticas gastronomías portuguesa y gallega.

Además, si decides hacer el camino completo, partiendo desde Lisboa, podrás visitar algunas de las ciudades Patrimonio de la Humanidad más bellas del mundo, y recorrer una parte casi desconocida del maravilloso país que es Portugal. Y si escoges el Camino Portugués por la Costa, las exquisiteces gastronómicas se multiplican a tu paso, sobre todo al llegar a las Rías Baixas gallegas, un auténtico paraíso de sabores y colores.

Recuerda que siempre puedes adaptar el Camino a ti, y recorrerlo en función de tus necesidades y de como te sientas en cada etapa. Lo recomendable es echarse a caminar algunas semanas antes de emprender el Camino, para ver cómo estás de forma física, y, sobre todo, habituarse al calzado que vas a llevar en las etapas. Sabrás que las molestias más habituales que sufren los peregrinos son molestias y dolores en los pies, pero también agujetas o dolores de espalda por cargar con la mochila tantas horas.

Lo importante en el Camino Portugués, y en todos los Caminos, es seguir tu propio ritmo y dosificar fuerzas para llegar a tope a la etapa final y poder disfrutar de las múltiples actividades culturales, gastronómicas, religiosas, de ocio… que ofrece Santiago de Compostela.

Qué llevar en la mochila para el Camino Portugués

Hazte con una mochila cómoda, anatómicamente adaptada y con refuerzos en los tirantes y tiras de sujeción en la cadera y en el pecho, de un tamaño que puedas manejar y si es impermeable, mejor. Si no, hazte también con una funda impermeable para cubrirla. Al llenarla, es recomendable que deposites los elementos más pesados -calzado, pantalones, ropa de abrigo, libros…-, cerca de la espalda y colocar el saco de dormir al fondo para amortiguar. Distribuye equilibradamente ropa y objetos en la mochila, e intenta no llevar nada superfluo. Sería recomendable que llevases:

Vestimenta

Conviene llevar tres juegos de ropa: en verano, un pantalón largo y otro corto; en invierno, ropa adecuada para el frío.

Imprescindibles

Productos de higiene personal; un pequeño botiquín de básicos, entre ellos Reflex o apósitos para las ampollas y pequeñas heridas; crema solar y after sun; linterna; cantimplora; un cuchillo o navaja (una navaja suiza sería ideal); además de unas zapatillas de trekking que ya hayas adaptado a tu pie, y otro calzado cómodo para visitar las ciudades


Dónde obtener la Credencial del Peregrino en el camino Portugués

Aunque muchas veces sea un complemento de la experiencia de hacer el Camino, la credencial es un recuerdo perfecto de tu viaje. Puedes obtenerla recorriendo un mínimo de 100 km del Camino de Santiago a pie o a caballo (200 km si vienes en bicicleta), y deberás sellarla en los distintos puntos habilitados para que conste que has pasado por allí en cada etapa. Si sellas correctamente esta certificación de paso, al llegar a Santiago tendrás derecho a tu Compostela, tu acreditación de peregrinación.

En el Camino Portugués puedes sellar tu credencial como peregrino en distintos horarios en:

  • En Lisboa: Confraria do Apóstolo Santiago-Basílica dos Mártires (Rua Serpa, 10D)
  • En Oporto: Centro de Estudos Jacobeus. Caminhos Portugueses a Santiago de Compostela (Rua das Virtudes, 11)
  • En Braga: Espaço Jacobeus (Praça da Facultade de Filosofía, 16)
  • En Viana do Castelo: Asociação dos Amigos do Caminho de Santiago de Viana do Castelo (Rua General Luís do Rego, 149, Monserrate)
  • En Ponte de Lima: Caminho Portugués para Santiago de Compostela (Rua do Carrezido, 7)
  • En Valença do Minho: Paróquia de Sta. María dos Anjos
  • En Tui: Cofradía de Santiago de Tui e Baixo Miño – Iacobus (Amorim-Rotea, 4, Tomiño).
  • En Vigo: Cofradía de Santiago de Vigo, Parroquia de Santiago (calle García Barbón 29).
  • En Pontevedra: Cofradía del Apóstol Santiago de Pontevedra (Rúa Alta, 10)

Curiosidades del Camino Portugués

En Tui encontrarás la Capilla de Rebordáns, donde se encuentra la Virgen del Camino, una imagen milagrosa esculpida en una piedra mágica. Esta piedra, situada donde ahora está la capilla, volvía noche tras noche a su emplazamiento original, aunque los vecinos la arrojaran al río Miño cada día.

Siguiendo hacia el norte, en el municipio de Mos, cerca de la iglesia de Santiaguiño de Antas, encontrarás otro miliario romano de la Vía XIX, el capítulo 11, datado en el Siglo II d.C., y que marcaba 18.000 pasos desde Tui a ese lugar exacto de la Vía XIX, la cual unía Braga con Astorga. Hace ya muchos años, cuando quisieron llevarlo a Pontevedra para custodiarlo en un museo, los vecinos se opusieron pues creían que la piedra proporcionaba fertilidad y suerte.

Un poco más al norte, en el núcleo urbano de Arcade, el Camino te llevará a cruzar un puente medieval, Ponte Sampaio, escenario de una importante batalla homónima entre los habitantes de la villa y las tropas napoleónicas. Sobre este puente se realizaba un rito, el “bautismo anticipado”, mediante el cual se ungía con agua del río el vientre de una mujer embarazada para garantizar un parto sin problemas.

Y antes de llegar de Santiago, en Padrón, aprovecha para detenerte en la Iglesia de Santiago, levantada en el margen izquierdo del río Sar por orden del famoso Arzobispo Gelmírez en 1133. En el altar mayor encontrarás el Pedrón, un ara romana de piedra dedicada al dios Neptuno que se reinterpretó como símbolo jacobeo, pues cuenta la leyenda que fue el miliario en el que se amarró la barca en la que llegaron los restos del Apóstol Santiago a Iria Flavia.

¿Necesitas ayuda para planificar tu Camino?

Si estás pensando en vivir toda la experiencia del Camino de Santiago, te ayudamos a planificar tu viaje. Envíanos tu consulta sin compromiso y contactaremos contigo cuanto antes.

Nous paratagerons vos données avec Pilgrim Travel S.L., qui vont traiter votre demande. Pour exercer vos droits, consultez la politique de confidentialité. Données collectées par Premium Leads S.L.

Conoce otros Caminos

El Camino Francés es uno de los Caminos más exigentes, pero hay otras alternativas que deberías concocer.

» Camino Francés 764 km / 33 días
» Camino Portugués 620 km / 25 días
» Camino Norte 824 km / 32 días
» Camino Primitivo 313 km / 11 días
» Camino Inglés 119 km / 6 días
» Vía de la Plata 960 km / 27 días
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.