313 km / 14 días a pie

El Camino Primitivo

La primera ruta de peregrinación jacobea

Conoce todos los detalles de la ruta más antigua del Camino de Santiago. Descubre todas las etapas de este trayecto que inicia en Oviedo, atraviesa el Principado asturiano y enlaza con el Camino Francés en Melide a 55 km. de Santiago.

Recuerda que, para hacer el Camino, no estás obligado a recorrerlo entero: escoge cualquier punto intermedio y completa el número de etapas o kilómetros que tú quieras. Si recorres 100 km a pie, recibirás la Compostela a tu llegada a la Catedral de Santiago.


Imagen: Muralla romana, Lugo.

¿Quieres hacer el Camino?

Confía en la mejor agencia del Camino para organizar tu viaje. Deja tus datos y te enviaremos información sin compromiso.


Comunicaremos tus datos a Pilgrim Travel S.L. que se encargará de gestionar tu petición. Para ejercer tus derechos, consulta la política de privacidad. Datos recogidos por Premium Leads S.L.

El Camino Primitivo

313 km / 14 días a pie / 6 días en bici

 

El Camino Primitivo comienza en Oviedo, buena tierra para propósitos gastronómicos y donde podrás empezar a disfrutar del buen comer en el norte de España. En este recorrido disfrutarás de magníficos paísajes atravesando las montañas de Asturias hasta Galicia durante 14 días.

Este Camino es el primero, el inicial. Es el Camino a través del que comenzaron las peregrinaciones hacia Santiago de Compostela en el siglo IX, tras ser descubierta la tumba del Apóstol. Fue iniciado por el entonces monarca del Reino de Galicia, Alfonso II, quien, al enterarse de la noticia del descubrimiento del sepulcro, emprendió camino desde Asturias, que entonces formaba parte del Reino, tomando la senda que discurre por el interior hasta Lugo, y de ahí hasta Compostela.

Lo más destacado de esta ruta, además de que está cargadísima de historia, es que es un camino más duro de lo normal para el peregrino, ya que cuenta con subidas considerables, como el Puerto de Palo, en Asturias. Conviene saber que el Camino puede volverse más duro si el clima no acompaña, ya que las lluvias pueden producir molestos barrizales. No obstante, el contacto con la naturaleza será total en muchas de sus etapas, y te permitirá apreciar tierras de una belleza extrema. Además, cuenta con puntos fuertes como la buena señalización y una gran oferta de alojamientos privados y locales de restauración.

Sin embargo, la combinación de dureza y hermosura hace del Camino Primitivo una ruta maravillosa, puente entre dos tierras norteñas, Asturias y Galicia, que comparten historia, belleza y magia.

camino francés

El Camino Primitivo: todo lo que debes saber

El Camino Primitivo recibe este nombre porque sigue la ruta que recorrió Alfonso II el Casto, considerado como el primer peregrino de la ruta jacobea. Es uno de los Caminos más desafiantes porque, aunque su distancia en kilómetros parezca poca, sus etapas son mucho más duras que las de otras rutas. Te encontrarás pendientes acentuadas que hacen que caminar por esta ruta sea arduo en algunos tramos, pero también atravesarás paisajes de enorme belleza natural y lugares de gran importancia patrimonial e histórica. De hecho, el Camino Primitivo destaca por su patrimonio arqueológico y monumental, pero también por su deliciosa y variada gastronomía.

La longitud del Camino Primitivo es de 313 km, que se dividen en 11 etapas durante las que recorrerás el Principado de Asturias, partiendo de Oviedo, para entrar en Galicia por la provincia de Lugo y continuar hasta Melide, a escasos 55 km de Santiago, donde podrás unirte al trazo del Camino Francés -durante otras tres etapas más- y llegar a Compostela por esta ruta.

Fonsagrada

Imagen: Tanja Freibott

Oviedo

Imagen: Horrapics

Melide

Imagen: Lameiro

Grandas de Salime

Imagen: J. Antonio Gil

Etapas del Camino Primitivo

La longitud del Camino Primitivo es de 321 km, se compone de 11 etapas (más 3 etapas del Camino Francés) que van desde Oviedo hasta Santiago.

Etapa 1
Oviedo – San Juan de Villapañada (27 Km)

Emularemos los primeros pasos del monarca Alfonso II El Casto, y de los peregrinos que llegaban por el Camino del Norte, para comenzar en la vetusta Oviedo y continuar, pasando por Grado, hacia San Juan de Villapañada. En la parte asturiana de esta ruta no debemos olvidarnos de probar fabada o callos a la asturiana, bollos preñaos, sidra y de postre, frixuelos, por ejemplo. Comenzamos una ruta que no solo nos llevará a conocer maravillas naturales e históricas, sino también gastronómicas.

Etapa 2
San Juan de Villapañada – Salas (18,2 Km)

En esta etapa viajaremos entre dos ríos, el Nalón y el Narcea. Comenzaremos el día en San Julián de Villapañada viajando hacia El Fresno, donde podremos acercarnos al Santuario de la Virgen del Fresno, del siglo XVI, que es uno de los más visitados de Asturias, a pesar de la dificultad de acceso. Desde su emplazamiento se puede divisar el monte Naranco. Después descenderemos hasta La Doriga, en la margen derecha del Narcea. Si aún tenemos hueco, merece la pena probar el pote, también llamado potaxe de berces o simplemente potaxe, pues es el cocido más tradicional de la cocina asturiana.

Etapa 3
Salas – Tineo (19,8 Km)

Tal y como rezan las guías turísticas, hemos llegado a Salas, “la Puerta del Occidente”. Continuaremos hasta la población de La Espina, donde se cree que existían varios hospitales de peregrinos y donde se encuentra el famoso cruce de caminos del Alto de la Espina. Allí podremos dirigirnos hacia Tineo, atravesando pequeños núcleos habitados que han visto pasar a miles de peregrinos desde hace siglos.

Etapa 4
Tineo – Pola de Allande (26,4 km)

En esta etapa ascenderemos y descenderemos varias veces, a través de bosques y valles bañados por ríos. Por esta ruta llegaremos a Pola de Allande (La Puela), una de las localidades donde aún se habla eonaviego o gallego-asturiano, una variedad de las lenguas romances que se extiende, como su nombre indica, entre los ríos Eo y Navia. En esta parroquia también destaca el Palacio de Cienfuegos de Peñalba, del siglo XIV, declarado Bien de Interés Cultural. Y para comer hoy tal vez nos apetezca el pitu caleya, pollo de raza autóctona, criado al natural y riquísimo guisado, a la sidra, con tomate…

Etapa 5
Pola de Allande – La Mesa (21,6 Km)

Esta es una de las más bellas etapas del Camino Primitivo, ya que subiremos hasta el alto del Puerto del Palo, de más de 1.000 metros de altura, desde donde tendremos unas espectaculares vistas del valle del Nisón y las ya cercanas montañas de Lugo. Esta subida, con pendientes de hasta el 5%, será el precio que tengamos que pagar para apreciar toda la belleza de las tierras fronterizas desde el alto. Y como habremos gastado muchas energías, podremos reponerlas probando el queso de Oscos o sus mantecadas.

Etapa 6
La Mesa – Grandas de Salime (15,2 Km)

Después de la subida de la anterior etapa, en esta nos dedicaremos a descender hasta el embalse de Salime, creado con las retenidas aguas del río Navia. La Construcción de este embalse cambió por completo la orografía, al inundar varias zonas habitadas. Tras cruzar la presa, volveremos a ascender dirección Grandas, la última parada en tierras asturianas.

Etapa 7
Grandas de Salime – A Fonsagrada (25,2 Km)

Entraremos en Galicia por el alto del Acebo, punto de partida elegido por aquellos peregrinos que optan por realizar solo el Camino Primitivo que discurre por Galicia. Además de cambiar de Comunidad, también las marcas que nos guían van a cambiar: en Asturias, las vieiras que señalizaban la ruta lo hacían con su parte estrecha; en cambio, en Galicia, la parte abierta de las vieiras señalará el Camino. Descansaremos en A Fonsagrada, el Ayuntamiento más extenso de Galicia. Si tienes tiempo, repón fuerzas con un butelo, un embutido ahumado típico de la montaña lucense hecho con carne y costilla de cerdo, pimentón y otros condimentos, de tamaño considerable y sabor inolvidable.

Etapa 8
A Fonsagrada – O Cádavo (24,3 Km)

La de hoy también será una jornada dura, pero con hermosos caminos y vistas para disfrutar. El descenso desde Hospital de Montouto -que precisamente lleva este nombre por el Hospital de Peregrinos que construyó Pedro I El Cruel a mediados del siglo XIV-, pondrá a prueba nuestra espalda. Seguiremos bajando hasta O Cádavo entre bosques y senderos tranquilos y hermosos. No te olvides de probar el cocido de la montaña lucense, el requesón con miel y, si es época, castañas.

Etapa 9
O Cádavo – Lugo (29,5 Km)

Estamos a unos 30 Km de la romana ciudad de Lugo, y para recorrerlos transitaremos por varias aldeas y pequeños núcleos habitados, entre ellos Castroverde, municipio que cuenta con una hermosa fortaleza del siglo XIV y con una magna iglesia del XV, la Iglesia de Santa María de Vilabade, también conocida como la Catedral de Castroverde. Si llegamos a Lugo con fuerzas suficientes, no podemos dejar de pasear sobre su muralla romana, visitar la Catedral de Santa María, o el convento de San Francisco, otro de los imprescindibles. Aunque para imprescindibles los pinchos y tapas que hacen de Lugo una de las ciudades con mejor ambiente de vinos de Galicia. De ahí su conocido lema: “¡Y para comer… Lugo!”.

Etapa 10
Lugo – San Romao da Retorta (19,6 Km)

Etapa de solo 20 Km que podremos tomarnos con calma. Podemos finalizar en San Román o continuar hasta Ponte Ferreira, en el Concello de Palas de Rei. En esta ruta se intercala asfalto con caminos de tierra, y divisaremos vestigios del Románico y construcciones medievales únicas, como el santuario de Santa Eulalia de Bóveda. Se trata de un santuario tardo-romano, del que ya existen referencias desde el siglo VIII, dedicado a la diosa Cibeles, que más tarde se reconvirtió para rendirle culto a Santa Eulalia. Es un monumento único en la Península que merece la pena visitar. Después nos adentraremos en caminos de tierra y soutos (bosques de castaños), veremos varios pazos y otras muestras de la arquitectura románica, antes de llegar a A Retorta, en el Ayuntamiento de Guntín.

Etapa 11
San Romao – Melide (28,3 Km)

En esta etapa nos encontraremos con los peregrinos que llegan por el Camino Francés, y continuaremos junto a ellos hasta Santiago. Las aldeas y caminos que recorreremos han sido pisados, durante siglos, por muchos peregrinos. De hecho, en esta ruta la Orden de Malta estableció varios hospitales dedicados a los peregrinos y eso se refleja también en la toponimia, como por ejemplo en Hospital de Seixas, aldea situada en plena Serra do Careón por la que pasaremos. Al llegar a Melide, ya en la provincia de A Coruña, no debemos olvidarnos de probar el pulpo y, de postre, los famosos melindres, un dulce que también es perfecto para desayunar.

Etapa 12
Melide – Arzúa (14 Km)

Al llegar a Arzúa, junto con los peregrinos del Camino Francés, también nos uniremos a nuestros compañeros que llegan por el Camino Norte. Pero antes debemos recorrer unos 14 km atravesando caminos rurales bien conservados y otros no tan bien conservados. Será una etapa exigente, por su perfil quebrado e irregular, pero la tierra del queso gallego con Denominación de Origen (Arzúa-Ulloa) nos está esperando al final.

Etapa 13
Arzúa – Pedrouzo (19,3 Km)

Estamos solo a 40 km de Santiago, y eso se va a notar en el Camino. Ahora que los tres Caminos, el Francés, el del Norte y el Primitivo, se han unido en una única senda, caminaremos acompañados de otros peregrinos. Podremos escoger entre tres opciones: pasar la noche en Pedrouzo; seguir hasta Santa Irene, donde hay un albergue público y otro privado, y una hermosa ermita de San Pedro; o seguir hasta el Monte do Gozo, a las puertas de Santiago, para entrar en Compostela muy temprano al día siguiente. Si aún no has probado los pescados y mariscos, reyes de la cocina gallega, puedes esperar hasta llegar a Santiago o probarlos durante todo el camino.

Etapa 14
Pedrouzo – Santiago de Compostela (19,4 Km)

Hoy es el gran día: entraremos en Compostela y la ciudad nos aguarda. Esto se notará en los caminantes que nos acompañarán en esta ruta: algunos irán con paso ligero; otros, ya cansados, tendrán un paso más reposado, pero todos se dirigen al final de esta aventura. La majestuosa Praza do Obradoiro nos espera al final del Camino, mostrando la barroca fachada de la Catedral. Por delante tenemos una etapa corta y sencilla, con pendientes moderadas. ¡Adelante, porque tu destino te espera!


Cómo preparar el Camino Primitivo

Como has visto, se trata de un camino un poco más duro, pero, aunque las piernas y la espalda estén cansadas, merecerá la pena porque recorrerás caminos mágicos, con mucha belleza e historia, transitados, desde hace siglos, por muchísimos compañeros de viaje.

Lo importante es ir bien equipado, preparado para la lluvia y los barrizales, y con cuidado porque te encontrarás con muchas subidas y bajadas, repechos y descensos que pueden dificultar el paso, por lo que conviene planificar la ruta diaria en función de tus habilidades peregrinas. Evita a toda costa que la noche te encuentra en el medio del camino, y si tienes movilidad reducida o viajas en bici, ten en cuenta las dificultades añadidas de transitar por pendientes mojadas o embarradas. Además, si viajas en invierno puede que te encuentres con alguna inclemencia meteorológica. Nieve, por ejemplo.

Sin embargo, como en cualquier etapa, es conveniente que hagas el Camino Primitivo a tu ritmo, en función de como te sientas al comenzar el día y en función de tus capacidades y experiencia. Y si eres un peregrino experto en el arte del buen comer, ¡no podrías haber elegido mejor ruta!

Calzado

Un consejo primordial es habituarse al calzado que llevaremos durante el camino. Si decidimos comprarnos unas botas o zapatillas deportivas para estrenarlas durante el viaje, con toda seguridad sufriremos molestias en la planta de los pies que pueden amargar nuestra experiencia. Es absolutamente recomendable dar paseos breves durante las semanas previas con el calzado que vayamos a utilizar durante el Camino.

Preparación previa

Si no estamos habituados a realizar ejercicio en nuestra vida diaria, se recomienda realizar ejercicios de estiramiento y calentamiento tanto antes de realizar el Camino como durante la experiencia. Se debe prestar especial atención a los gemelos y músculos de la cara anterior y posterior del muslo (cuádriceps e isquiotibiales).

Curiosidades del Camino Primitivo

“Quien va a Santiago y no al Salvador, visita al siervo y deja al Señor”. Este dicho, muy conocido en Asturias, se refiere a la catedral de San Salvador, de Oviedo, y nos indica que la ruta que pasa por el Principado es una parte casi imprescindible del Camino de Santiago. Es tan importante que la leyenda cuenta que de Oviedo partió el primer peregrino de la historia como ya te hemos contado, Alfonso II, monarca del altomedieval Reino de Galicia, durante cuyo reinado (791-842) se descubrieron los restos del Apóstol. Una leyenda se encarga de situarlo en primer lugar en un Camino que tras él recorrerían miles de personas. Sin embargo, este monarca se disputa el título de peregrino más ilustre con el Obispo de Santa María de Anis, en Le-Puy-en-Velay (Aquitania, Francia), llamado Gotescalco, quien fue el primer peregrino jacobeo llegado, con todo un séquito que incluía a otros miembros del clero, trovadores, pajes, soldados y nobles, de más allá de la cordillera de los Pirineos.

A Fonsagrada es un punto estratégico del Camino Primitivo por ser punto de partida de muchos peregrinos que inician, desde Galicia, esta ruta hacia Compostela, y por ser oasis para los peregrinos que llegan desde Asturias, tras superar los duros puertos de montaña que unen y separan ambas Comunidades. Esta villa, capital del Ayuntamiento más grande de Galicia, recibe su nombre de una fuente ubicada en el centro del núcleo, la fons sacrata o fuente sagrada. Dice la leyenda que en una ocasión de la fuente no manó agua, sino leche, para dar sustento a una viuda y sus tres hijos, los únicos que ayudaron a un grupo de peregrinos. Otra leyenda afirma que siglos atrás la fuente no existía, y que los habitantes tenían que ir montaña abajo a por agua hasta que una familia acogió a una mujer magullada, cansada y hambrienta, una peregrina o una santa, y que ella obró el milagro de la aparición de tan ansiada fuente.

Si decides pasar la última noche antes de entrar en Santiago en el Monte do Gozo y divisar desde lo alto las torres de la Catedral, tal vez te resulte curioso saber que el nombre de este monte responde a la denominación Monxoi que, según cuenta la leyenda, se refiere a la expresión "Mon joie !" (mi felicidad, mi gozo), lo que los peregrinos franceses exclamaban al llegar aquí.


Dónde sellar la Credencial del Peregrino en el Camino Primitivo

Si comienzas el Camino Primitivo en Oviedo puedes obtener tu Credencial en la catedral, las oficinas de turismo de la ciudad o en los albergues de peregrinos. Además, podrás obtener también la Salvadorona, una credencial que atestigua que has recorrido también el Camino del Salvador o de San Salvador, es decir, la ruta de León a Oviedo.

Podrás sellar tu credencial en las Asociaciones Jacobeas, en las principales iglesias del Camino Primitivo y también en algunos refugios y albergues de la ruta.

¿Necesitas ayuda para planificar tu Camino?

Si estás pensando en vivir toda la experiencia del Camino de Santiago, te ayudamos a planificar tu viaje. Envíanos tu consulta sin compromiso y contactaremos contigo cuanto antes.

Nous paratagerons vos données avec Pilgrim Travel S.L., qui vont traiter votre demande. Pour exercer vos droits, consultez la politique de confidentialité. Données collectées par Premium Leads S.L.

Conoce otros Caminos

El Camino Francés es uno de los Caminos más exigentes, pero hay otras alternativas que deberías concocer.

» Camino Francés 764 km / 33 días
» Camino Portugués 620 km / 25 días
» Camino Norte 824 km / 32 días
» Camino Primitivo 313 km / 11 días
» Camino Inglés 119 km / 6 días
» Vía de la Plata 960 km / 27 días
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.